Los “fachas” catalanes

Sergio Fidalgo

Ser “facha” en Cataluña es formar parte de un club cada vez más amplio. Y es cada día hay más “fachas” en Cataluña, porque todo aquel que no lleva lazo amarillo en la solapa, la chepa o en el bolso, ha puesto media docena de esteladas en su balcón, ha señalado la casa de su vecino ‘unionista’ con pintura y tiene su casa llena de banderolas de “libertad presos políticos” y “free Junqueras” es considerado un “fascista”, un “represor” y un “colono”.

Si no te dedicas a ir a actos culturales para reventarlos al grito de “libertad presos políticos” o a sacar esteladas hasta con los pies para convertir un acto cultural en un aquelarre propagandístico eres un “fascista” de tomo y lomo. Si no cortas las calles, con la complicidad de los Mossos d’Esquadra y las autoridades municipales, para joder la vida a mis vecinos mientras paseo una pancarta con una foto gigantesca de Oriol Junqueras o Carles Puigdemont eres un “colono”.

Ser “facha” en Cataluña consiste en defender las libertades civiles. Y los que nos tachan de “fachas” acostumbran a ser los que quieren despojar de derechos cívicos a millones de conciudadanos. Así que mejor que ser “facha” que miembro de la cofradía de Junqueras y Puigdemont y su aparato totalitario de propaganda.

Artículo de Sergio Fidalgo publicadon en ElCatalán.es.

Comparte

Share on twitter
Share on linkedin
Share on facebook