¿Recoser Cataluña? Que los separatistas pidan perdón

Cómo ser independentista en España

Se habla mucho de conseguir acabar con la división social que existe en Cataluña y “tender puentes” entre las dos comunidades en la que se ha dividido esta comunidad autónoma. Pero lo de “tender puentes” no se puede basar en despreciar los sentimientos y los derechos de todos aquellos que se han opuesto al separatismo y que han pagado un alto precio por sus ataques a la democracia y a los derechos civiles.

Solo puede producirse un cierto entendimiento entre las dos comunidades si hay un arrepentimiento sincero de los golpistas, la total retirada de la vida política de aquellos líderes separatistas que se han dedicado a sembrar mentiras y rencor entre la población catalana, un desmantelamiento total por parte del independentismo de las estructuras de poder que crearon para dar su golpe de Estado y, ante todo, una vigilancia permanente por parte de los poderes del Estado para evitar nuevas tentaciones antidemocráticas por parte de los dirigentes y partidos secesionistas.

Solo así se podría intentar una reconciliación entre los catalanes separatistas y los no separatistas y, sobre todo, con el resto de españoles que han visto como durante años el independentismo insultaba a nuestro país e intentaba aniquilar la democracia española, tanto dentro de la nación como en el extranjero.

Todo lo demás es para cháchara, ya que si todavía no hemos aprendido nada sobre cómo actúa el separatismo, acabaremos perdiendo y el independentismo acabará destruyendo nuestra nación. Firmeza y exigir que se cumplan estos puntos. Lo demás es perder el tiempo y esperar que el “lo volveremos a hacer” se cumpla.

Editorial de elCatalán.es.

Comparte

Share on twitter
Share on linkedin
Share on facebook